Urbiferos

En 2014, un 41% de los 320,000 habitantes de Nueva York, en Estados Unidos, que recibieron multas por delitos de bajo nivel no acudieron a sus citas en la corte. Este descuido se le denomina ‘incomparecencia’ (FTA, por sus siglas en inglés) y automáticamente resulta en la emisión de una orden de arresto. Actualmente, la ciudad tiene cientos de miles de órdenes abiertas y la gente no se da cuenta de que perderse una cita en la corte significa que pueden ser detenidos la próxima vez que un policía los intercepte.
Al darse cuenta de esto, la alcaldía recurrió a Ideas42, una firma de consultoría y diseño sin fines de lucro y al Crime Lab, de la Universidad de Chicago, quienes se propusieron rediseñar la citación judicial elaborando una serie de mensajes de texto que sirvieran como recordatorios de refuerzo. En lugar de suponer que las personas no comparecían en las cortes porque no les importaban las sanciones, la ciudad decidió analizar otros factores que podrían llevar a la FTA, como que no prestaran suficiente atención al momento de la cita en la corte o se olvidaran de programar tiempo libre para presentarse.

Ideas42 y Crime Lab identificaron cuatro barreras principales que contribuyen a la FTA. Primero, las personas acusadas de delitos de bajo nivel (como entrar a un parque cerrado) muchas veces no piensan que sus crímenes necesitaban una cita en la corte. En segundo lugar, comparecer conlleva costos financieros o psicológicos, como tener que organizar el cuidado de niños. En tercer lugar, existe la creencia general de que la mayoría de las personas no asiste a las citas en la corte y finalmente, puede pasar mucho tiempo entre que alguien recibe una citación y la fecha de comparecencia.
Así que los investigadores diseñaron diferentes conjuntos de textos destinados a abordar las cuatro barreras. Desde marzo de 2016 hasta junio de 2017, la ciudad envió mensajes de texto a unas 20,000 personas que proporcionaron sus números de teléfono, a algunos con recordatorios y a otros avisándoles que ya se les había pasado la fecha y no comparecieron.

Al principio, estaban un poco escépticos, pero los recordatorios de texto resultaron particularmente efectivos porque las personas que recibieron textos que se enfocaron solo en la planificación tuvieron un 16% menos de probabilidades de no comparecer a sus citas en la corte que aquéllas que no recibieron mensajes. Quienes recibieron textos sobre las consecuencias tuvieron un 24% menos de probabilidades y a los que les llegó una combinación de textos que utilizaron ambas tácticas tuvieron un 26% más de probabilidades de comparecer en la corte.

Así, el estudio encontró que, aunque los mensajes posteriores a la FTA por sí solos son útiles, y conducen a una reducción del 15% en las incomparecencias en un plazo de 30 días, no son tan útiles como los mensajes previos a las citas en la corte. Una idea que sin problema podrían implementar en México, empezando por el reglamento y las multas de tránsito, por ejemplo.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *