Urbiferos

Nuestras ciudades lo son todo, además de reflejar el sorprendente desarrollo que ha tenido el ser humano, son una fuente de progreso social y económico, sin embargo; no siempre están bien adaptadas para ello, hay problemas de contaminación, falta de fondos, hogares que no están adecuados a las verdaderas necesidades de las familias que los habitan e incluso infraestructura deteriorada,  de ahí que la Comunidad Internacional Liderada por la ONU se haya fijado que para el 2030 la meta será lograr que gran parte de las ciudades y asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.

¿Por qué?

Sólo para que te des una idea, la mitad de todos los que vivimos en este planeta, unos 3 mil 500 millones de personas, vive en ciudades, ahora imagina que de todos ellos, 900 millones, pasan los días en barrios marginados y en lugar de mejorar, las cifras van en aumento, ¿acaso es justo?, ¿imposible de superar? La respuesta es NO. El objetivo es que poco a poco a partir de ya, la densidad de las ciudades se convierta en eficiencia e innovación tecnológica.

Lo primero en que se enfocarán será en que la mayoría de la gente pueda tener acceso a una casa digna con servicios básicos, para así ir mejorando poco a poco esos barrios que no son volteados a ver por nadie, también se planea dar acceso a sistemas de transporte seguros, sostenibles y sobre todo que su costo sea prácticamente una pequeña cuota de recuperación, sin dejar de lado las necesidades de la gente discapacitada, los niños y los de la tercera edad.

Resultado de imagen para casa digna

Vivienda ecológica/Especial

También se piensa que para ese entonces el impacto ambiental sea mucho menos al que sufrimos ahora, ¿cómo? Prestando especial atención en la calidad del aire. De igual forma se ha pensado en la economía y respecto a este tema se propone dar más apoyo a los vínculos sociales entre las zonas urbanas, periurbanas y rurales haciendo mejores planificaciones del desarrollo nacional y regional, de hecho, también se quiere dar el apoyo necesario a las ciudades menos adelantadas para que poco a poco también puedan convertirse en Smart Cities, así que como podemos darnos cuenta, el cambio ya está más que planeado, será difícil llevarlo a cabo, sí, sin embargo; no hay forma de equivocarse si todos ponemos de nuestra parte.

Imagen relacionada

Especial

Con información de: ONU

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *