Urbiferos

La colocación de más de 16 mil placas piezoeléctricas permitirán iluminar el corredor de un kilómetro de largo, produciendo un excelente beneficio para la capital de México.

La calle Francisco I. Madero en la ciudad de México es una de las más transitadas,  resulta increíble pensar que en tan sólo una hora 250 mil personas la recorren y eso mismo representa una ventaja que ahora se convertirá en fuente de energía.

Viviana Molina Arreola, Selene Guadalupe Gálvez Salazar y Sandra Marcela Rojas Gutiérrez, alumnas del Instituto Politécnico Nacional de México (IPN), crearon unas placas piezoeléctricas que se cargan de energía con sólo caminar sobre ellas, de esta forma permitirán iluminar totalmente la calle Madero.

Calle Madero/Especial

El corredor Francisco I. Madero mide aproximadamente un kilómetro de largo y para iluminarlo diariamente se requieren 124.8 kilowatts; así que esta alternativa permitiría generar energía y lo mejor, de manera natural, reduciendo la emisión de 10 mil 482.98 toneladas de dióxido de carbono al año, para lograrlo se necesitarán colocar 16 mil 624 placas piezoeléctricas, de las que se obtendrían 57 mil 452.54 kilowatts al día.

¿Cómo funcionará?

La energía piezoeléctrica es un fenómeno producido por cristales y cerámicas para generar un potencial eléctrico en respuesta a un estímulo mecánico aplicado. Para diseñar las placas piezoeléctricas, las estudiantes tomaron en cuenta los siguientes aspectos: la fuerza de gravedad, el peso de hombres y mujeres, así como el ancho y el largo del pie, de esta forma fue posible calcular el espesor y tamaño de cada pieza (60 centímetros de largo por 60 de ancho y tres de espesor); las placas están fabricadas con acero y recubiertas de acrílico. 

El sistema piezoeléctrico se puede utilizar en asfalto, hormigón o cemento compuesto y otro de sus beneficios es que no daña la estructura de las calles.

Calle Madero /Especial

Sin duda, implementar esta tecnología sería una verdadera innovación porque a pesar de que tiene varios años de existir, por primera vez sería utilizada de esta forma, aunque cabe destacar que la propuesta aún se encuentra en proceso de evaluación por parte del director de la Comisión Ambiental de la Megalópolis (Came), Martín Alberto Gutiérrez Lacayo, quien determinará si el proyecto se pondrá en marcha o no. 

De ser aprobado este sistema, provocaría grandes beneficios a la urbe mexicana, uno de los principales sería reducir el índice de contaminación.

 

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *