Urbiferos

En todo el mundo hay 23 mil millones de dispositivos conectados y la cantidad de datos y dinero que genera el universo digital en la actualidad es impresionante, tanto que se ha convertido en un factor determinante para la sociedad y la economía. 

El Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en Inglés), fue el eje central en el Congreso de Innovación llevado a cabo en Schneider Electric, París, debido a la importancia que actualmente presenta a nivel global. Se estima que en 2025 existan 75 mil millones de dispositivos conectados, según Statista (portal de estadísticas para datos del mercado) y esta cifra también tendrá impacto en la economía como lo ha hecho hasta ahora, tan sólo en 2016, el mercado de IoT movió USD 157 mil millones de dólares y se estima que llegará a generar 457 mil para 2020.

Los datos se han convertido en el nuevo petróleo del siglo XXI, pues la información está creando una nueva economía donde su papel es central, algo que resulta sorprendente tomando en cuenta que sólo el 10% de ellos se recopila de manera adecuada, es decir, para monetizar productos y servicios, para tomar previsiones o generar ahorro.

NodoCast

Es importante mencionar que no sólo los smartphones y los electrodomésticos forman parte de LoT, en esta categoría también se encuentran las fábricas, transportes, logística y servicios públicos.

El flujo de información generado a diario es tan grande porque hoy todos los dispositivos (postes de luz, cámaras de seguridad, teléfonos, etc.) están conectados a la red. De acuerdo con la consultora IDC, para 2025 se producirán 180 zettabytes de datos a diario.

Datos extra

1. Medir y transmitir datos a través de sensores, almacenarlos en la nube y procesarlos para después tomar decisiones y hacer predicciones con base en esa información.

2. Microsoft invertirá 5.000 millones de dólares en IoT en los próximos cuatro años para lograr un entorno totalmente conectado.

3. De acuerdo con el “Innovation Summit”  (Congreso de Innovación de París), los dispositivos conectados permiten ahorrar energía hasta en un 65% y aumentar la productividad en un 50%.

4.  Los sensores reducirán entre un 70 y hasta un 100% diversos incidentes, ya que tienen la capacidad de predecir posibles fallas en transformadores, esto a su vez también representa mayor disponibilidad y efectividad de recursos, lo que equivale a 3.600 horas de trabajo que el empleado recuperaría para atender otras actividades.

5. Permitirán tener mayor control y previsibilidad, identificar errores de manera puntual y generar acciones específicas, además de adelantarse a los problemas.

Especial

Desafíos

1. Es bajo el porcentaje de hogares y empresas que cuentan con esta tecnología debido a que consideran a estos equipos como difíciles de instalar o de integrar a su universo digital.  En Estados Unidos en 2016, sólo el 17% de los hogares tenían una solución de este tipo y en Europa la cifra era aún peor pues sólo ascendía al 4%, en América Latina ni siquiera hay registro.

2. Afortunadamente ya hay empresas que buscan generar ecosistemas abiertos que favorezcan la compatibilidad entre diversos gadgets. Por ejemplo, en las ferias de tecnología CES, en Las Vegas e IFA, en Berlín se reconoció la integración de asistentes virtuales como Google Assistant y Alexa a televisores y electrodomésticos inteligentes.

Conexión 5G

La conectividad 5G será la clave en la Internet de las cosas ya que reducirá el tiempo de respuesta creando una “ruta más veloz” para procesar la información de los equipos, así que en 2019 comenzará a llegar a algunas regiones de EUA de manera limitada y en 2020 despuntará de manera global. 

Con estos cambios, saber navegar en la información, utilizarla de manera adecuada y desechar aquello que no se pueda poner en práctica se han convertido en los nuevos desafíos de una sociedad cada vez más inmersa en el universo digital.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *