Urbiferos

Estefani Merlo Zechinelli, María Luisa Zago Merlo, Javier Précoma Rosas y Ana Karen Stefanoni Merlo, estudiantes de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, México (BUAP), diseñaron un prototipo de motor que funciona con el 50% de gasolina y 50% de agua. Esto gracias al proceso de electrólisis, separando los dos elementos que componen al agua: oxígeno e hidrógeno. La idea nació cuando Estefani escuchó hablar a uno de sus profesores sobre la posibilidad de utilizar el agua como combustible.

Estefani y María Luisa iniciaron con esta iniciativa, uniéndose con Javier,  estudiante de ingeniería electrónica, quien se encargó de diseñar y fabricar un sistema de sensores que pudiese detectar qué tipo de agua se podía utilizar. Así fue como decidieron emplear agua sucia o salada, no potable, con la intención de preservar el medio ambiente. Después se unió Ana Karen, para labores administrativas.

Especial

Para echar a andar por primera vez su motor lo colocaron dentro de una motocicleta, utilizaron agua de charco que pasó por un proceso de filtración para separar contaminantes y residuos sólidos con más de 2 mm de grosor ya que estos pueden provocar obstrucciones en las mangueras. Luego, el hidrógeno ingresó a través de una garganta al carburador, mientras que la gasolina se introdujo por medio de mangueras, como siempre se ha hecho. Ellos decidieron utilizar un 50% de agua ya que el hidrógeno es un elemento altamente explosivo y así evitaron ocasionar un accidente. 

BUAP

Este sistema también cuenta con sensores que detectan los niveles de agua y de hidrógeno, así se le notificará al conductor la falta de alguno de estos dos. El motor se conecta a un tablero digital que se asemeja a los que los autos tradicionales traen integrados y a través de este se podrán conocer los porcentajes de cada uno de los combustibles. La única mala noticia es que el proyecto aún es un prototipo, pero ellos buscan consolidarlo y mejorarlo.

“Hay que conectar con otros chavos para hacer este trabajo más sustentable. Ayudarnos entre quienes tenemos los mismos ideales, para concretar proyectos”, agregó Estefani.

Gracias a su experimento, fueron premiados con el primer lugar de la categoría Tecnología Intermedia del Cuarto Concurso Prototipos de Innovación Tecnológica, que organiza su universidad, aunque no hay duda de que esto traspasará las aulas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *