Urbiferos

Este nuevo sistema representa un incentivo para reciclar tus botellas de plástico y envases de aluminio.

Eduardo Bustamante, un empresario mexicano, diseñó una ingeniosa máquina que permite intercambiar botellas de plástico por saldo para el metro y metrobús de la ciudad de México.

¿Cómo funciona?

Los usuarios introducen sus botellas y latas a la máquina, por cada envase sus tarjetas del transporte público reciben un abono de 10 centavos,  sin embargo; si una persona no desea destinar este dinero a un ticket para el metro, pueden donarlo a fundaciones que otorgan quimioterapias gratuitas a niños con cáncer. 

Especial

Para que los puntos puedan ser utilizados, los usuarios necesitan adquirir una tarjeta o número de cuenta PayBack a través de su sitio oficial y lo mejor es que es totalmente gratuita. 

¿Cómo ayuda al medio ambiente?

Biobox extrae la fibra de las botellas de plástico para convertirla en un hilo que posteriormente se usa para elaborar trajes de baño y otros productos, por otro lado el aluminio se funde y es utilizado de diferentes maneras.

Imagen relacionada

Especial

¿Dónde se encuentran?

Actualmente en la Ciudad de México están instaladas en la Avenida Juárez, la Alameda Central, el Parque México, la Delegación Cuauhtémoc, la UNAM y la Avenida Álvaro Obregón, cada máquina recauda en promedio 500 botellas diarias. 

Bustamante planea extender su proyecto a ciudades como Querétaro y Puebla. Ojalá que esta alternativa muy pronto pueda estar presente no sólo en la capital y en determinados estados, sino en toda la República Mexicana, ya que aunque el concepto es bien conocido en lugares como Europa, en Latinoamérica hace falta más cultura respecto a su uso y sus beneficios.

Biobox

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *